Negocios y liderazgo

Control de presupuesto: cómo fondear una iniciativa digital

iniciativa-digital

Cada vez es más normal ver cómo el presupuesto de TI es exprimido por las organizaciones al grado de tener que decirle al CIO que haga más con menos, cuando en realidad, las necesidades del departamento exigen un presupuesto mucho más alto para alcanzar la iniciativa digital que se plantea.

Durante un simposio celebrado en Barcelona a través de la compañía Gartner, se dijo que una de las tareas principales para el CIO es tomar la batuta para reorganizar las tareas y funciones alrededor de su departamento, tratando de no afectar al personal, pero siempre pensando en el ahorro económico para la empresa.

Esta tarea, que no es cosa fácil, significa un cambio tecnológico mayor en la organización y una ruptura con el pasado. Pero, aunque parezca un tema complejo, en realidad es mucho más fácil, ya que el paso más importante es tomar en cuenta los servicios que ya tenemos y que muchas empresas de software pueden aprovechar para que se refleje en los números del departamento de TI, lo que en inglés se denomina como una rip-and-replace strategy.

Uno de los pasos que puede dar el departamento de TI para poder salvar algunas monedas, es entrar a la infraestructura convergente. Los aparatos hiper convergentes combinan en una sola caja el almacenamiento y procesamiento con un plan de expansión bajo demanda conforme el modelo del negocio lo requiera.

Si en la compañía aún piensan en ahorrar con algún otro sistema al actual, es una buena oportunidad de cambiar las instalaciones de TI por software como servicio (SaaS), el cual se puede usar en cosas tan sencillas y prácticas como un sistema de jornadas de trabajo, en donde los empleados y el área de recursos humanos conviven dejando atrás sistemas de entrada o salida que requerían un gasto más elevado.

 

¿Reducir el software existente?

En el mundo de las ventas, la ley de la oferta y la demanda predomina en todo momento, habrá CIOs que prefieran no cambiar el sistema que tiene ahora funcionando, pero una renegociación o una búsqueda de algún otro proveedor, puede significar un ahorro importante para la empresa.

En el caso de que usted y su equipo decidan renegociar lo que ya tienen instalado, será importante plantearle al proveedor qué cosas ya no son compatibles en la actualidad y que en su momento fueron indispensables, es decir, hacer una revisión exhaustiva de mantenimientos que probablemente ya no estén vigentes y que, sin embargo, se están cobrando como parte del contrato con el proveedor.

Aunque usted no lo crea, el impacto económico de estas acciones es muy significativo en las empresas al grado de que los CIOs han respondido a varios cuestionamientos que si ellos fueran una empresa de tecnología, definitivamente lo que ofrecerían sería software y al parecer, el camino nos llevará hacia ese lugar.

Categorías
Negocios y liderazgo

Deja una respuesta

*

*