Negocios y liderazgo

Los vehículos conectados a marcha constante

Los vehículos conectados están más cerca de lo que creemos, pues la industria automotriz está invirtiendo muchos recursos en lograr que sus automóviles tengan una autonomía total. En el último año hemos sido testigos diferentes anuncios al respecto; desde la incorporación de sistemas operativos en los vehículos, que le permiten la interacción con dispositivos móviles, hasta desarrollos más complejos que buscan una conducción inteligente.

Los vehículos conectados representan un gran reto tecnológico, pues como se explica en el siguiente video de Volvo -otro de los involucrados en la carrera de los connected cars-, publicado por Daily Motion, se necesitarán requerimientos específicos, como puede ser banda ancha dedicada e ininterrumpida en carreteras y caminos, un buffering más inteligente y diferentes soluciones de red. Ya que, al librarnos del volante, tendremos la libertad de visualizar contenidos optimizados para esta nueva era.

 

Toyota, otro de los contendientes, no se queda atrás y hace unas semanas anunció, junto con KDDI, una plataforma global de comunicaciones de amplio alcance y el uso de un módulo de comunicaciones de datos —Data Communications Module (DCM)— uniforme, que hará posible el funcionamiento de redes de comunicaciones en todo el mundo para facilitar la conectividad entre vehículos.

Toyota creará una plataforma global de comunicaciones para facilitar la conectividad entre vehículos. Imagen: Toyota España

De acuerdo con el comunicado de prensa distribuido por la empresa automotriz, estos DCM comenzarán a montarse de serie en casi todos los nuevos modelos de Toyota y Lexus en Japón y Estados Unidos en 2020, para posteriormente llegar de forma gradual a los modelos comercializados en otros grandes mercados.

Los DCM uniformes a escala mundial se conectarán automáticamente con operadoras de telecomunicaciones en distintos países. Para mantener unas comunicaciones estables y de gran calidad en todo el mundo y a un coste reducido, se supervisará el estado y la calidad de las telecomunicaciones de forma integrada, respetando todas las normativas aplicables en cada país y región.

La carrera por los automóviles totalmente conectados ya empezó y aunque la meta cada vez está más cerca, parece ser que los ganadores serán los clientes.

 

Categorías
Negocios y liderazgoTecnología e innovación

Deja una respuesta

*

*